La interdisciplina unida en la batalla contra el COVID-19

Para hacer frente a la crisis sanitaria originada por el COVID-19 se han presentado acciones coordinadas desde diversas áreas. Una de las más importantes, sin el menoscabo de las demás, es la del personal médico, quienes se encuentran cara a cara en el primer frente de batalla atendiendo a los enfermos. Sin embargo, no son los únicos profesionales de la salud trabajando por contener la pandemia y salvar vidas.

Algo maravilloso en la ciencia es la interdisciplina, que incorpora e integra los resultados de diferentes campos del conocimiento como son ciencias duras, sociales y humanidades para resolver un problema y que en momentos como este destaca su importancia. Ahora, en este instante, hay cientos de científicos y especialistas, que desde sus propias trincheras están luchando para vencer al nuevo coronavirus, nuestro enemigo más actual. 

Biólogos 

A partir de que en diciembre pasado se detectó la presencia del SARS-CoV-2 en Wuhan (China), biólogos celulares y moleculares, bioinformáticos, virólogos, microbiólogos y otros especialistas, se enfocaron en descifrar la naturaleza de este virus, muchos científicos se unieron para describirlo y secuenciar su genoma, enseñándonos que se trata de un virus de RNA, con una apariencia muy peculiar en forma de corona y que, además, tiene un 96% de identidad con los coronavirus presentes en los murciélagos. 

A raíz de esta información, microbiólogos y biólogos moleculares, nos han explicado el proceso mediante el cual el virus entra en las células humanas, replican su material genético y se propaga por el cuerpo, infectando células que hasta ese momento son sanas. Conocer la morfología del virus, así como sus mecanismos de patogenicidad, que que no es otra cosa más que la capacidad de un microorganismo de infectar y producir enfermedad en otro organismo, ha permitido a especialistas de otras áreas y a la sociedad en general, un mejor entendimiento del COVID-19.

Por su parte, los mastozoólogos (biólogos especialistas en mamíferos), así como algunos especialistas en zoonosis (enfermedades infecciosas transmitidas de animales a humanos), se enfocan en explicarnos cómo es que estos virus se encuentran en el ambiente de manera natural y que probablemente su origen esté en la fauna silvestre.

Su trabajo es fundamental, tanto es así, que nos hacen hincapié en no culpar a los murciélagos o al pangolín por esta pandemia, por el contrario, podemos aprender mucho de ellos, porque además son animales increíbles.

Todos estos especialistas trabajan sin cesar, en la descripción biológica, así como el comportamiento del virus, que permite generar más información con la cual explicarnos las características del SARS-CoV-2. Esta información es fundamental, pues permite a otros especialistas buscar las herramientas necesarias para combatirlo.

Epidemiólogos e infectólogos

Seguramente en estos días has visto más gráficas y tablas de datos que nunca relacionados al COVID-19. Esto no sería posible si no fuera por el trabajo de médicos epidemiólogos e infectólogos, estadistas, físicos, especialistas en ciencia de datos y matemáticos. Todos ellos se han encargado de recopilar datos de esta y otras pandemias, con los cuales pueden generar gráficas de tendencias, entre otros, para ayudarnos a entender el comportamiento demográfico de este virus. 

Gracias a su inagotable labor, estos especialistas generan día con día mucha información, que es analizada en sus computadoras y presentada de forma organizada. Esto, además de dar más certeza respecto a lo que está ocurriendo, también nos permite comprender mejor la pandemia y, lo más importante: implementar estrategias de prevención.

Químicos e inmunólogos

Por su parte, bioquímicos, ingenieros químicos y químicos farmacobiólogos, a raíz de la información brindada por otros especialistas acerca de la biología del virus, han sugerido opciones terapéuticas para combatir al COVID-19. Desafortunadamente, debido a que la pandemia continúa incrementándose, las estrategias farmacológicas continúan en desarrollo. 

Recientemente, se ha propuesto que algunos medicamentos podrían ser efectivos para combatir este virus, sin embargo, aún están en las fases de prueba y bajo investigación, por lo que los especialistas hacen un llamado a la sociedad a no automedicarse, ya que no hay, a la fecha, evidencias suficientes de su acción contra el virus. Lo que sí nos han podido indicar es qué tipo de medicamentos son perjudiciales para combatir este coronavirus y, con ello, ayudan al equipo médico para no recetarlo o indicarlo a pacientes infectados.

Sin importar lo anterior, algo que reiteran estos especialistas, en conjunto con inmunólogos (que son científicos especializados en el entendimiento del sistema inmunológico) es que ahora trabajan en el desarrollo de vacunas contra el SARS-COV-2, empleando modelos animales, estudios in vitro y de investigación biomédica avanzada, para desarrollar estrategias especializadas y estudiar este virus. Esto, permitirá generar conocimiento para evitar la propagación de una infección como la que ahora tenemos alrededor del mundo. Sin embargo, debemos ser pacientes ya que el desarrollo de vacunas puede tomar mucho tiempo, pues antes de ser implementadas en la población, tienen que pasar por muchas rigurosas etapas de prueba. 

Sociedad

Pero más allá del trabajo científico, el papel que juega la sociedad en una situación como en la que nos encontramos, es fundamental. Es destacable, aunque por momentos poco visible, la labor que realiza el personal de limpieza de hospitales, de universidades o de los centros de investigación. Sin ellos, esta batalla tampoco sería posible. Finalmente, tomar con seriedad al COVID-19 y asumir nuestra responsabilidad como ciudadanos es muy importante. El distanciamiento social evitará que esta pandemia se siga propagando. Asimismo, la solidaridad con los grupos más vulnerables como son adultos mayores, mujeres embarazadas, hipertensos, diabéticos, personas con enfermedades pulmonares, por mencionar algunos, hará que el impacto de esta situación sea menor si colaboramos entre todos.  

Como podemos ver, la lista de científicos haciendo frente a este nuevo coronavirus es enorme y la investigación en torno a esta enfermedad estará vigente por muchos años más, hasta que todos juntos terminemos de responder las preguntas alrededor de esta pandemia. Por ello, es relevante que nos acerquemos a las fuentes oficiales, así como estar pendientes de los avances de la ciencia.

Es muy importante dejar a un lado los rumores o especulaciones, que expresan las cosas sin bases o fundamentos. Ahora, más que nunca es imprescindible escuchar la voz de los científicos acreditados para responder todas nuestras interrogantes sobre esta enfermedad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *